7 Afirmaciones

Adoptamos las Siete Afirmaciones establecidas por Toward Jerusalem Council II (tjcii.org)

De acuerdo con el principio establecido en el Concilio original de Hechos Capítulo 15 sobre el respeto hacia la diversidad en el Cuerpo de Cristo concerniente a la identidad judía y gentil, hacemos las siguientes afirmaciones:

1. Afirmamos la elección de Israel, su naturaleza irrevocable y el trabajo inacabado de Dios con el pueblo judío con respecto a la salvación y el papel de Israel como una bendición para las naciones.

2. Afirmamos que los judíos que llegan a la fe en el Mesías, Jesús, están llamados a permanecer fieles a su identidad como judíos y a vivir como parte de su pueblo de manera consistente con el Nuevo Pacto.

3. Afirmamos la formación de congregaciones judías mesiánicas como una forma significativa y efectiva de expresar la identidad colectiva judía (en Jesús) y como un medio para dar testimonio de Jesús ante la comunidad judía. También afirmamos a los individuos y grupos judíos que forman parte de las iglesias y los animamos en su compromiso con la vida e identidad judía.

4. Afirmamos nuestra disposición como cuerpo eclesiástico para construir puentes hacia la comunidad judía mesiánica; extender la mano de la amistad y orar por su crecimiento y vitalidad.

5. Afirmamos nuestra voluntad de compartir nuestros recursos con las congregaciones judías mesiánicas, las organizaciones misioneras y los institutos de capacitación teológica para empoderarlos a cumplir su propósito dado por Dios.

6. Afirmamos nuestra voluntad de ser una voz dentro de nuestras propias estructuras eclesiásticas y esferas de influencia contra todas las formas de antisemitismo, teología de reemplazo (supersesionismo) y enseñanza que impide la expresión de la identidad judía en Jesús.

7. Finalmente, afirmamos que a medida que las expresiones judías y gentiles de la vida en Jesús crecen orgánicamente una al lado de la otra con identidades distintas, Dios será glorificado; que el Reino de los Cielos avanzará y que la visión del “nuevo hombre” en Efesios 2 se desarrollará como parte de la bendición original de Abraham a las naciones.